Esos americanistas están peor que actores de telenovelas. Lo digo por Rubens Sambueza y Darwin Quintero, quienes en conferencia de prensa gritaron a los cuatro vientos que ya no están peleados y son los mejores amigos del mundo mundial.

¿Ustedes les creen?. Yo no, o díganme, apoco ese cabezazo que le propinó el colombiano al jugador naturalizado mexicano en pleno partido del Mundial de Clubes se olvida tan fácilmente.

Es más, en el pasado cumpleaños de Sambueza, Darwin ni siquiera se acercó a felicitarlo, es más se alejó de todo el alboroto. ¿Entonces de la noche a la mañana renació el amor entre los dos?, obvio que no.

De seguro esto fue obra del flamante director deportivo Ricardo Peláez, quien probablemente se encerró con los dos jugadores para leerles la cartilla y pedirles que dieran una mejor cara a los medios de comunicación y evitar así más polémicas de cara al centenario del equipo azulcrema.

La pregunta es, ¿Cuánto les durará esta nueva amistad a Sambueza y a Quintero?