¡Qué llevado! Es de todos conocido que Lionel Messi es uno de los jugadores que posee mayor talento para jugar al futbol, y esto lo muestra partido a partido sin importar qué equipo esté en frente, pero... ¿Hacerlo hasta con sus compañeros de equipo? ¡KHÁ! No se vale.

Y es que la práctica de hoy del conjunto del Barcelona, tuvo los mismos ejercicios físicos y tácticos que habitualmente, sin embargo fue captada una particularidad en video, que quedó para la inmortalidad.

Rutinario, Messi tenía el balón en los pies, y a ver, ¿quítenselo?, no es tan sencillo. Bueno, el desafortunado jugador croata, Iván Rakitic era el encargado de marcarle en el entrenamiento y sufrió las consecuencias de enfrentar al mejor del planeta.

Con un tremendo quiebre, llevó a su compañero hasta el suelo, desparramándolo como un muñeco de trapo. Así sin más. Y miren que no es nada malo el croata, pero ante la magia de Lionel, no se puede hacer nada. ¡No me ayudes, compadre! Bien pudo decirle Rakitic a Messi. Si se lo perdieron, aquí se los dejamos.