Una joven futbolista venezolana que se está ganando el reconocimiento de propios y extraños, gracias a la calidad que tiene para jugar con el balón. Su historia es un tanto peculiar, debido a que su primer contacto con el futbol se dio de casualidad en la escuela San Ignacio. Ella acompañaba a su hermano a los entrenamientos y fue ahí en donde el entrenador del equipo la descubrió.

Al poco tiempo, Deyna acudió al centro de formación del reconocido futbolista vinotinto, Juan Arango, a quien considera uno de sus más grandes ídolos. Ahí desarrolló su potencial en poco tiempo, y las convocatorias a las selecciónes nacionales con límite de edad llegaron.

En 2014 y con 14 años de edad, Deyna Castellanos acudió al Mundial Femenil Sub-17 y fue la goleadora del certamen, motivo que asombró a más de uno, llamando poderosamente la atención al punto de ser invitada por la FIFA para la gala del Balón de Oro de aquél año.

Ya con 15 años, debutó con la selección absoluta de Venezuela... ¡Sí, leyeron bien! A los 15 años. ¿Ustedes qué hacían a esa edad? Jajajá. Bueno, mejor dejémoslo así. Continuando, lo hizo en la Copa América Femenil.

Pero aún hay más... Deyna estuvo a nada de firmar con el Colo-Colo chileno, sin embargo prefirió esperar un poco por una oferta del futbol colegial de los Estadios Unidos y así fue. Una propuesta para estudiar en Florida, fue la vía de acceso a la competitividad del balompié norteamericano, pero por si fuera poco, estudia comunicación y le gustaría trabajar en los medios luego de terminar su carrera como futbolista. ¡PUM!

¿Cómo ven? Una joya del futbol femenil que apunta para grandes cosas. ¿Podrá emular a Alex Morgan y superarla?