Neymar y Cavani, compañeros en el PSG, se pelearon porque no lograron ponerse de acuerdo en quién es el cobrador oficial del equipo parisino.

Sucedió en el segundo tiempo  del partido contra el Lyon cuando, aún con el 0-0 en el marcador, Dani Alves no le quiso dar el balón a Cavani en un lanzamiento de tiro libre y se esperó a la llegada de su compatriota.

Ya en la recta final del encuentro y con el marcador 1-0, cometieron un penal a Mbappé. Cavani tomó el esférico para cobrarlo y Neymar se le acercó para pedírselo, pero el uruguayo se negó y terminó fallándolo.

Estas cosas no pasan en la Bundesliga, donde en una ocasión similar y ante el deseo de Robben, Ribéry y Kroos por cobrar un tiro libre, los tres elementos bávaros se arreglaron de una manera muy peculiar: el famoso "Piedra, papel o tijera".