Ayuno, desolación, intermitencia y hasta un sentimiento de abandono. Uno de los grandes clubes europeos está de vuelta a los grandes escenarios del Viejo Continente, luego de una severa crisis futbolística, y parece que lo hace con toda su fuerza e historia.

 

La dirigencia del club ha armado un equipo a temer, con jóvenes talentos como André Silva Hakan Çalhanoglu. Pasaron tres largos años para toda la afición del rossonero, pero por fin disfrutan de su equipo en la Europa League (como primer objetivo) y de qué forma. Hoy el Milán ha derrotado 5-1 al Austria Viena, para desatar la ilusión de un futuro esperanzador.

 

Siete veces campeón de Europa, el Milán necesitaba y extrañaba volver a las competencias continentales. Tras la partida de Silvio Berlusconi del equipo, el consorcio chino Rossoneri Sport Investment Lux tomó las riendas y conformó una plantilla competitiva con nombres como Musacchio, Rodríguez, Kessié y Conti , además de absorber las deudas económicas del club y sanear las finanzas.

 

Todo parece indicar que los días difíciles del Milán son cosa del pasado, y aunque aún no se encuentra en los sitios de honor que su historia demanda, la penumbra y obscuridad en la que vivió durante los últimos años, no está más. ¿Podrá volver el año siguiente a la UEFA Champions League?