Seguramente han escuchado hablar de un tal "Fenómeno" que se situó en el mundo del futbol, para cansarse de romper redes en las canchas y escenarios más importantes, dejando todo tipo de oponentes a su paso.

 

Proveniente de Brasil, llegó a Holanda y después a España, de manera efímera, porque la ciudad de Milán lo cautivó y decidió impresionar a los espectadores de la Serie A con cada una de sus hazañas en el campo.

 

Han pasado 20 años desde su primer tanto en el balompié italiano. Aquél día, el rival era el Bologna, en duelo correspondiente al campeonato local. Fiel a sus características, Ronaldo tomó el balón en los linderos del área. y con su potencia física y arranque, gambeteó a su marcador acomodándose el balón a su pierna izquierda, para definir con fuerza frente al arquero.

 

Sin embargo, su estadía en el futbol de Italia siempre será recordada por esa terrible lesión de ligamento cruzado en la rodilla izquierda, misma que lo tuvo al borde del retiro y por la que sufrió muchísimo por varios meses, pero como el fenómeno que era, volvió para encumbrarse nuevamente.