Un recinto que estará situado en la Ciudad Esportiva Sant Joan Despí, el Estadio Johan Cruyff tendrá un valor de construcción aproximado de 12 millones de euros y se espera que esté listo a finales del año 2018.

 

Hoy se realizó un acto simbólico en el lugar, en el que asistieron jugadores del primer equipo como Gerard Deulofeu, Andrés Iniesta, además de jugadoras del cuadro femenil como Laura Ráfols y Marta Unzué.

 

Por otra parte, el criticado presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, agradeció a los presidentes anteriores del club, Gaspart, Laporta y Rosell, por su colaboración para el desarrollo integral de la Ciudad Deportiva en diferentes etapas.

Como invitados especiales, estuvieron la esposa de Cruyff, Danny, y su hija Susila, quienes atestiguaron el acto, en el que el nombre del holandés quedará inmortalizado en un estadio que albergará a la filial del Barça y al representativo femenil.

 

Leyenda del FC Barcelona e impulsor de un juego formativo, Johan Cruyff cuenta con todos los blasones para que su nombre quede inmortalizado en un recinto asimétrico de dos tribunas, con capacidad para seis mil espectadores.