Si eres un aficionado del Liverpool, hoy fue un día feliz. Más allá de un resultado o una forma colectiva de juego, el hecho de regresar al torneo de clubes más prestigioso del planeta, resulta suficiente para irradiar alegría y felicidad.

 

El partido

 

Un estadio pletórico y lleno de pasión (como históricamente se ha caracterizado su afición), Anfield lució a reventar esta tarde en el duelo que los dirigidos por Jurgüen Klopp sostuvieron ante el cuadro español de Sevilla y el ambiente fue inmejorable.

 

Entretenido y sumamente disputado, el duelo se caracterizó por contar con un dominio alterno, en el que al principio fue para el Liverpool, pero al cierre, el Sevilla se quedó muy cerca de encontrar el gol que le diera los tres puntos.

 

 

La primera parte y aún después de comenzar perdiendo, fue para los ingleses. Con mucha disciplina táctica, además de una buena dosis de determinación, supo darle vuelta al marcador y establecer condiciones. Posteriormente, ya en el complemento, Sevilla pudo desarrollar su futbol y comenzó a meter a Liverpool en su campo, hasta alcanzar el empate.

 

Emocionante regreso de un equipo histórico en Inglaterra y Europa, luego de tres años de ausencia. ¿Hasta dónde llegará en la Champions League?