El Real Madrid, con un doblete de Cristiano Ronaldo, un tanto de Casemiro y Marco Asensio goleó sin piedad 4-1 a Juventus, en la final de la Champions League en Cardiff, con lo que ha hecho historia al revalidar el título y conseguir su duodécima corona.

Lo único que hizo la escuadra italiana fue el golazo del croata Mario Mandzukic, el cual empató momentáneamente el juego, pero ni Dybala ni Huguaín pudieron hacer nada en el partido y simplemente fueron unos fantasmas.

Lo único que hizo la escuadra italiana fue el golazo del croata Mario Mandzukic, el cual empató momentáneamente el juego, pero ni Dybala ni Huguaín pudieron hacer nada en el partido y simplemente fueron unos fantasmas.

Para la contraparte, el Madrid fue aplastante, y para muestra el golazo de Casemiro que dejó casi noqueado a la Juventus tras el zapatazo desde fuera del área para el 1-2.

Minutos más tarde, apareció el portugués Cristiano Ronaldo llegó a 501 goles, y con su actuación calló a sus detractores quienes decían que nunca aparecía en los juegos importantes.

Y para decretar la goleada que mejor que el futuro del Madrid, el joven Asensio quien terminó una espléndida jugada de Marcelo por la banda para simplemente mandar el balón pegado al poste y matar futbolísticamente a sus rivales.