Te puede gustar:

10 imágenes HISTÓRICAS de Carlo Ancelotti com o jugador

Sin duda, el arbitraje influyó para que el Real Madrid venciera al Bayern Múnich y se colocara en las semifinales de la Champions League. Y es que fue evidente los errores de los árbitros asistentes, como el del central, que a la postre perjudicaron de gran manera a la escuadra alemana.

En primer lugar, Casemiro fue perdonado de su segundo amarilla, y por ende expulsión, tras una dura entrada sobre Robben que el árbitro sí marcó, pero no quiso sacarle el segundo cartón Amarillo.

Minutos después, Arturo Vidal sacó bien una pelota en en encontronazo con un jugador del Real Madrid y a pesar de que fue limpia la jugada el silbante la juzgó mal y le sacó la segunda amarilla para que se fuera expulsado, dejando a su equipo con uno menos.

Ya en el primer tiempo extra, Cristiano Ronaldo puso otra vez adelante al Real Madrid, pero en clarísimo fuera de lugar que el asistente no marcó de increíble manera.

Y ya para rematar, en el segundo tiempo extra, de nueva cuenta Cristiano recibió la pelota en posiición fuera de juego, pero el sistente se hizo de la vista corta y tampoco levantó su bandera, para que se decretara el 4-2 a favor de los españoles.